La lectura para la inteligencia de tu hijo

21/11/2014 @ 18:4 0Comentarios

Uno de los mejores regalos que les podemos dar a nuestros hijos, es el amor por la lectura. De esta forma impulsamos su desarrollo mental. Los libros ayudan a educarlos, así como reforzar los comportamientos positivos y buenos hábitos. Además permite que los niños imaginen nuevos mundos y descubran lo que está más allá de su alcance. También ayuda a despertarles sentimientos y sensaciones asombrosas que con el paso del tiempo les facilitará el estudio y despertará en ellos la necesidad de conocer más. Hay historias que nos permiten reír, soñar y viajar en familia, haciendo más fuerte el lazo simplemente con pasar unos minutos alrededor de una buena lectura.

Incluso los expertos dicen que leer desde pequeños, ayudará a mejorar su capacidad de retención y su inteligencia lingüística, los niños pueden mejorar su lenguaje, enriquecerlo y ejercitar su cerebro desde temprana edad.

Para fomentar el buen hábito de la lectura, cada librería cuenta con una sección infantil donde se clasifican los libros según la edad y el interés de cada uno. Los niños menores de tres años están más interesados en los sonidos que en la historia, por eso hay cuentos interactivos que pueden escuchar mientras visualizan imágenes básicas de animales, por ejemplo.

¿Cómo empezar? Con pasos muy sencillos pero constantes, ésa es la clave de cualquier hábito:

  1. Leer en voz alta les ayudará a comunicarse en familia al mismo tiempo que aprenden de la manera más amena y mejoran su desarrollo social.
  2. Reserva un día para cada quien y lean la historia que le interesa, así aprenderán los gustos de toda la familia y ampliará los propios. Procura que ese tiempo de lectura sea
    cuando estén relajados y tranquilos, puede ser después de bañarse y cenar, un poco antes de dormir.
  3. Si tus hijos ya acuden al colegio puedes pedirles apoyo para buscar las opciones más adecuadas de acuerdo a su edad.
  4. Escucha y aprende de sus gustos, si ellos sienten que no es algo imperativo, tomarán la lectura como un hábito placentero y divertido. Estimúlalos y aliéntalos cada vez que terminen un libro.
  5. Como en todos los hábitos, el ejemplo es lo más importante. Un niño que observa leer a sus papás será un lector con mucha mayor facilidad.
  6. Evita contraponer los métodos de lectura del colegio con los que emplees en tu hogar para no crear dudas en tus hijos.
  7. Escucha a los especialistas, no todos los libros son buenos para los niños, pueden resultar aburridos si son demasiado extensos o si no se sienten identificados con el tema.
  8. Dales un tiempo de acuerdo a su edad y etapa de desarrollo mental, de 20 a 30 minutos al día pueden ser suficientes para los niños mayores de 4 años, deja que ellos te soliciten más tiempo de lectura, será mucho más gratificante que imponerles un ritmo de aprendizaje excesivo.

Deja que tus hijos se familiaricen desde pequeños con los libros y disfruta junto con ellos de las historias que te harán recordar momentos increíbles. De esta forma, lograrás que su desarrollo profesional sea menos difícil.

Otra forma de impulsar su inteligencia lingüística y desarrollo mental es aprendiendo un segundo idioma desde edad temprana. Conoce todos los beneficios aquí.